neuralgia del temporal

neuralgia del temporal

infecciones del espacio temporales son raros y reportado con poca frecuencia en la literatura. Abscesos en este espacio se han reportado secundaria a sinusitis maxilar, fractura de seno maxilar, la artroscopia temporomandibular y la inyección de drogas. 1-4 Más comúnmente, infecciones del espacio temporales están asociados con la extracción de los dientes infectados y no infectados. 5-9 Esas infecciones de origen odontogénico son mucho más frecuentemente asociados con los molares superiores. 8,9

los antecedentes médicos del paciente fue significativa para fumar 1/2 PPD durante 10 años, y era por lo demás sanos. antecedentes quirúrgicos pasado incluyó la extracción de las muelas del juicio cuando tenía 17 años de edad. En la exploración el paciente estaba afebril. Su frecuencia cardíaca fue de 63 y la tarifa normal, respiratoria era de 16 y su presión arterial era de 100/70 mmHg. El paciente no tenía buen aspecto con un moderado a grande inflamación bucal y el espacio temporal que fue muy doloroso para palpar. Las áreas dolorosas fueron rastreadas a cabo utilizando un marcador de tejido. interincisal apertura fue de 10 mm. El paciente no tenía dificultad para respirar o disfagia. El pecho era claro y ruidos cardíacos eran normales. Los valores de laboratorio mostraron un recuento de glóbulos blancos ligeramente elevada.

La clindamicina se suspendió y se inició cada 4 horas G 3 millones de unidades de penicilina IV y Flagyl 500 mg IV cada 12 horas. Se observó durante la noche el paciente y, según informes de la tarde del día siguiente se sentía mucho mejor. La hinchazón y la zona dolorida para palpar dos habían comenzado a disminuir. Debido a la respuesta rápida se tomó la decisión de controlar al paciente y continuar el tratamiento médico. Para el 3 de noviembre, la hinchazón había resuelto aún más y no había zonas dolorosas de palpar. El paciente se veía bien con una abertura de 18 mm interincisal. Los antibióticos fueron cambiados a la vía oral (penicilina V 600 mg por vía oral cada 6 h y flagyl 500 mg por vía oral cada 12 horas). Al día siguiente, el paciente estaba estable y dado de alta en estos medicamentos durante 14 días.

Los signos y síntomas de infecciones del espacio en el masetero son dolor, fiebre, malestar general, trismo y la hinchazón. 7 La neuralgia del trigémino y parestesia que afecta a la
Se han reportado ramas maxilares y mandibulares del nervio trigémino. 6,7 Cuando se sospecha una infección que implica este espacio, la tomografía computarizada sigue siendo el estándar para el diagnóstico por imagen de las infecciones de cabeza y cuello. 12 Cuando se compara con imágenes por resonancia magnética (MR), CT diagnosticado correctamente absceso espacio masticador en 30/30 pacientes sin embargo, la extensión de la infección se había subestimado en nueve pacientes. Debido a la disponibilidad, el tiempo de formación de imágenes corto, y buen detalle anatómico general, CT sigue siendo el método preferido de formación de imágenes. 12

La terapia con antibióticos para la infección de origen odontogénico se elige normalmente de forma empírica. Esto es posible debido a la composición bien caracterizado de la flora microbiana en cuestión. 13 La bacteriología de estas infecciones incluyen los estreptococos gram positivo aeróbico-alfa hemolítico, anaerobios facultativos en el grupo Anginosus Streptococcus, con estrictos gram negativos anaerobios tales como Prevotella, Porphyromonas y Fusobacterium. 13-15 Eikenella corrodens es un bacilo Gram negativo aeróbico involucrado en una minoría de las infecciones con una resistencia conocida a la clindamicina. 13 la producción de beta-lactamasa en infecciones odontogénicas se ha demostrado en bacterias gram negativas anaeróbica que van desde 13,3% a 38,5%. 13 La penicilina y metronidazol utilizan en combinación cubrir adecuadamente la flora microbiana del absceso odontogénico como metronidazol compensa actividad limitada de la penicilina en contra de los productores de betalactamasa gram negativas bacterias anaerobias. 13,15

Al igual que con cualquier espacio que ocupa un absceso, el tratamiento habitual es necesario el drenaje y el tratamiento médico con antibióticos apropiados e hidratación según sea necesario. A menudo, los casos responden rápidamente al tratamiento con antibióticos solos y en estos casos no se puede requerir drenaje formal. Esta fue la creencia inicial de presunción en este caso, sin embargo, tuvo una recaída poco después del alta hospitalaria con la única manejo médico siendo los antibióticos orales. Después de su regreso para la segunda admisión, se tomó la decisión rápidamente que sería necesario establecer el drenaje.

Archie Morrison, DDS, MS, FRCD (C) es Profesor Asociado de la Universidad de Dalhousie y Personal Activo cirugía OMF Queen Elizabeth II Health Sciences Centre Halifax, NS.

James Brady, BSc, DDS es Residente de Cirugía OMF Dalhousie University y Queen Elizabeth II Health Sciences Centre Halifax, NS.

Salud Oral acoge con satisfacción esta noticia en.

2. Weiss BR. (1977) la fosa infratemporal absceso complicación poco frecuente de fractura de seno maxilar. Laringoscopio. Jul; 87 (7): 1130-3.

3. Raghava N, K Evans, Basu S. (2004) infratemporal absceso fosa: complicación de sinusitis maxilar. J Laryngol Otol. May; 118 (5): 377-8.

4. Chossegros C, F Cheynet, Conrath J. (1995) Infección del espacio infratemporal después de la artroscopia temporomandibular: una complicación poco frecuente. J Surg Oral Maxillofac. Aug; 53 (8): 949-51.

5. Banerjee, S. C. (1966) osteítis temporal y la infección por el espacio infratemporal después de una extracción dental. Oral Surg Oral Pathol Med Oral. 1966 Ene; 21 (1): 14-8.

6. Gallagher J, J Marley (2003) y la infección infratemporal submasseteric después de la extracción de un tercer molar superior no infectado. Br Dent J. 2003 Mar 22; 194 (6): 307-9

7. Diacono MS, Wass AR. (1998) infratemporal y abscesos fosa temporal complica la extracción dental J Emerg Med Accid. Ene; 15 (1): 59-61.

9. Yonetsu K, M Izumi, T. Nakamura (1998) infecciones faciales profundas de origen odontogénico: evaluación computarizada de las vías de invasión del espacio. AJNR Am J Neuroradiol. 1998 Ene; 19 (1): 123-8.

Principios de 10. Peterson de la cirugía oral y maxilofacial.

11. Jones KC, Silver J, Millar WS, Mandel L. (2003) absceso crónico submasseteric: anatómica, radiológicas y patológicas características. AJNR Am J Neuroradiol. Jun-Jul; 24 (6): 1159-1163.

12. Bratton TA, Jackson DC, Nkungula-T Howlett, Williams CW, Bennett CR. (2002) Manejo de las infecciones odontogénicas de espacios múltiples complejos. J Dent Assoc Tenn. Caída; 82 (3): 39-47.

13. Stefanopoulos PK, Kolokotronis AE. (2004) La importancia clínica de las bacterias anaeróbicas en las infecciones odontogénicas agudas orofaciales. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. Oct; 98 (4): 398-408.

15. Sands T, Pynn BR, Katsikeris N. (1995) Infecciones odontogénicas: Segunda parte. Microbiología, antibióticos y gestión. Salud bucal. Jun; 85 (6): 11-4, 17-21, 23 passim.

infecciones del espacio temporales están asociados con la extracción de los dientes infectados y no infectados

Buenas drainagewas pus alcanzados por ambos incisiones y drenajes de Penrose se colocaron y se suturan con suturas de seda

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...